Saltar al contenido

Prevención del Asma

Te explicamos todo lo relativo a la prevención del Asma.

Prevención del Asma

14 consejos útiles que te ayudarán con la prevención del Asma:

1. Usa fundas a prueba de alergias en almohadas y colchones
Lava la ropa de cama semanalmente con agua caliente (por encima de 55 grados centígrados) para eliminar los ácaros del polvo y utiliza un deshumidificador para reducir el exceso de humedad y ayudar a prevenir el moho en tu hogar.

2. No permitas mascotas en habitaciones o muebles
La caspa de las mascotas, un desencadenante común del asma, a menudo es difícil de evitar por completo porque para muchos de nosotros, nuestras mascotas son como miembros de la familia.

3. Retira las alfombras y juguetes de peluche de los dormitorios
Si no se puede quitar la alfombra, pasa la aspiradora al menos dos veces por semana con un limpiador equipado con un filtro de aire de alta eficiencia. Pregúntale a tu médico qué productos de limpieza son los mejores para usar.

4. Repara los grifos que gotean
El moho es un desencadenante común del asma. Para reducir el moho en tu hogar, quita las plantas de la casa y mantén los baños limpios y secos abriendo una ventana o usando un ventilador de baño durante las duchas o baños.

5. Evita las áreas donde la gente fuma
Respirar humo, incluso humo de segunda mano y humo en la ropa, muebles o cortinas, puede desencadenar un ataque de asma. Asegúrate de solicitar una habitación de hotel libre de humo cuando viajes.

6. Evita productos de limpieza y productos químicos agresivos
El vapor de los limpiadores domésticos pueden desencadenar el asma. Evita inhalar humos en el hogar y fuera de casa tanto como sea posible.

7. Reduce el estrés
Las emociones intensas y la preocupación a menudo empeoran los síntomas del asma, así que toma medidas para aliviar el estrés en tu vida. Tómate un tiempo para hacer las cosas que disfrutas y para la relajación.

8. Presta atención a la calidad del aire
El clima extremadamente caluroso y húmedo y la mala calidad del aire pueden exacerbar los síntomas del asma en muchas personas. Limita la actividad al aire libre cuando existan estas condiciones o se haya emitido una alerta de contaminación.

9. Haz ejercicio en el interior
La actividad física es importante, incluso para las personas con asma. Reduce el riesgo de ataques de asma inducidos por el ejercicio trabajando en interiores en días muy fríos o muy cálidos. Habla con tu médico sobre el asma y el ejercicio.

10. Toma el control de tus alergias estacionales
Las alergias y el asma están estrechamente relacionados, así que habla con tu médico si tienes fiebre del heno (alergia propia de la primavera y el verano que se produce por la inhalación del polen de algunas plantas). Usa los medicamentos como te lo indiquen y permanece adentro el mayor tiempo posible, cuando la carga de polen sea alta.

11. Asegúrate de que las personas a tu alrededor sepan que tienes asma
Es importante que los miembros de la familia, los amigos, los compañeros de trabajo, los maestros y los entrenadores puedan reconocer los síntomas de un ataque de asma y saber qué hacer si ocurre uno.

12. Mantén el rápido acceso a los medicamentos para el alivio del asma
Consulta las políticas en la escuela de tu hijo para asegurarte de que se le permita llevar un inhalador y cualquier otro medicamento de emergencia que pueda ser necesario. Asegúrate de que la enfermera de la escuela sepa que tu hijo tiene asma.

13. Habla con los maestros y entrenadores de tu hijo
El polvo de tiza puede desencadenar un ataque de asma, por lo que puede ser útil que tu hijo se siente lejos de las pizarras en la clase. Sus entrenadores y/o maestros de educación física pueden proporcionar información importante sobre los síntomas del asma durante el ejercicio.

14. Prepárate, por si acaso
Conoce la ubicación del hospital más cercano de: tu hogar, tu trabajo y la escuela de tu hijo. Cuando viajes, localiza de antemano la instalación de emergencia más cercana, en caso de un ataque de asma.

Sigue estos consejos y estarás más cerca de la prevención del asma.

Prevención del parto prematuro >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *