Saltar al contenido

Prevención de la Artritis

Te explicamos todo acerca de la prevención de la artritis.

Prevención de la Artritis

Prevención de la Artritis

La carga de dolencias de la artritis se puede reducir mediante una posible prevención, un diagnóstico temprano, y un rápido y continuo inicio del tratamiento.

Aunque algunos factores de riesgo de enfermedades crónicas (por ejemplo, antecedentes familiares, edad o sexo) no pueden modificarse y, por lo tanto, no pueden incorporarse a las estrategias de prevención, pueden ayudar a identificar personas o grupos con alto riesgo de desarrollar una enfermedad, lo que permite una enfoque dirigido.

Enfermedades crónicas comunes

Los factores de riesgo por los que puedes hacer algo, relacionados con enfermedades crónicas, incluyen: dieta, peso, ejercicio, consumo de alcohol y el cigarrillo. Es importante comprender que adoptar hábitos de vida saludables reducirá el riesgo de todas las enfermedades crónicas, incluidas la artritis y las afecciones musculoesqueléticas.

Dieta, peso y ejercicio

Adoptar una dieta saludable es esencial para la buena salud y el bienestar. Comer frutas y verduras diariamente reduce el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas. La mala nutrición y la dieta están vinculadas a enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer. Estas enfermedades crónicas suponen una carga enorme para las personas, las familias y la sociedad en general. Una dieta equilibrada ayudará a lograr un peso y un cuerpo saludables.

Participar en actividades físicas regulares reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes, accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial y obesidad, además de ayudar a desarrollar y mantener huesos, músculos y articulaciones saludables, reduciendo el riesgo de lesiones y promoviendo el bienestar psicológico.

En particular, el ejercicio regular no solo ayuda en la prevención de afecciones musculoesqueléticas, sino que también ayuda a aliviar y reducir el dolor y la rigidez de las articulaciones y a desarrollar músculos fuertes alrededor de las articulaciones, y aumenta la flexibilidad y la resistencia. Es importante evitar las lesiones deportivas, como un desgarro en el ligamento cruzado anterior, que puede provocar osteoartritis años o décadas más tarde. El ejercicio con pesas ayuda a mantener la masa ósea que ayuda a prevenir la osteoporosis.

Lograr y mantener un peso corporal saludable es importante. Tener sobrepeso u obesidad es un factor de riesgo para la mayoría de las enfermedades crónicas. Las personas con sobrepeso u obesas tienen un mayor riesgo de desarrollar osteoartritis debido a la mayor carga en las articulaciones que soportan peso, lo que aumenta el estrés sobre el cartílago y los ligamentos. Tener demasiada grasa corporal también puede aumentar la inflamación en el cuerpo, lo que provoca dolres en las articulaciones. La evidencia sugiere que la obesidad puede causar cambios metabólicos que promueven la osteoartritis.

La artritis puede a su vez contribuir al sobrepeso u obesidad, ya que los dolores articulares  pueden limitar la actividad física y causar un aumento de peso. Por lo tanto, es esencial para la prevención y el tratamiento de la osteoartritis hacer ejercicio regularmente y mantener una dieta saludable para mantener un peso corporal saludable.

Fumar tabaco

El fumar tabaco aumenta el riesgo de desarrollar artritis reumatoidea.

Prevención de la contaminación del suelo >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *